Así hizo Philippe Halsman el retrato que capturó la esencia de Salvador Dalí mucho antes de Photoshop


Daliatomicus

Como ya os contamos, Philippe Halsman es uno de los fotógrafos de retrato que se ha convertido en leyenda tras fotografiar a muchas de las personalidades más importantes del siglo XX. Y una de las imágenes que mejor revela su talento especial para el retrato es ‘Dali Atomicus’, un retrato del genial pintor catalán cuyos secretos los desvela un vídeo narrado en primera persona por la hija del fotógrafo que participó en la toma.

http://ift.tt/ny84Tt

Halsman, que copó más portadas de LIFE que nadie en la historia de esta revista, estaba obsesionado por capturar la esencia del ser humano en sus fotografías. Así, tras ver en una exposición de Salvador Dalí (con quien ya colaborada estrechamente) su famoso cuadro ‘Leda Atómica’, le preguntó al pintor por qué todo estaba suspendido en el aire y le propuso hacer una versión en foto protagonizada por él para conseguir un retrato muy especial.

¿Cómo se hizo la foto?

Un caballete vacío y otro con una reproducción de Leda Atómica suspendidos gracias a finos hilos, una silla sujetada a mano, tres gatos y un cubo de agua y, cómo no, el protagonista, Salvador Dalí. Éstos son los elementos que aparecen en una composición que, como imaginaréis, no fue fácil de conseguir.

Lo primero fue tratar de acompasar todos los movimientos que debían producirse para que todo flotara: Dalí saltando, unos asistentes arrojando el agua y otros a los gatos, y la mujer de Halsman sujetando la silla de la izquierda de la imagen. Todo debía sincronizarse para lograr lo que se buscaba en una sola y única toma.

Daliatomicusmakingoff La toma original antes del procesado que eliminó los elementos que no debían verse. Foto de Wikipedia

Y es que en 1948, cuando se hizo la foto, no existía Photoshop y sólo podían hacer retoques en el procesado de la foto (química por supuesto). Fue en ese momento cuando se borraron los hilos que sujetaban los caballetes, se añadió una imagen al en principio vacío caballete situado junto a Dalí, se eliminó la mano de la mujer de Halsman y se recortó el encuadre para eliminar algunos detalles superfluos.

Pero para eso antes hubo que repetirlo todo nada menos que 28 veces. Tantas que el estudio del fotógrafo en Nueva York acabó lleno de agua y los que participaron en la foto sucios y exhaustos, tal y como cuenta la hija de Halsman. Sólo los gatos salieron indemnes gracias los cuidados de la pequeña, que entre toma y toma se encargaba de llevarlos al baño y secarlos con una toalla.

Vía | Time

En Xataka Foto | Cómo mejorar tus retratos con las técnicas de las modelos

Foto de portada | doubleyou

Vía: Xataka Foto http://ift.tt/2bpEulW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s