Nueve consejos para iniciarse en la fotografía de doble exposición


Iniciarse Doble Exposicion

Realizar imágenes a partir de exposiciones múltiples es un arte con algo de magia y tan antiguo como la fotografía misma. Hoy día no solo sigue siendo atractivo sino que, en la era digital, es mucho más fácil que nunca. Claro que lograr buenos resultados no es tan sencillo, por lo que hemos elaborado una serie de recomendaciones a seguir que os vamos a contar en este artículo.

Si eres de los que comenzaron a hacer fotos en la era de la fotografía química, aunque solo fuera para captar recuerdos, quizá alguna vez experimentaste que la película se expusiera más de una vez. Ya fuera porque se te pasó hacer avanzar el carrete o bien por un fallo de la cámara, si te ocurrió puede que el resultado fuera que se estropearan dos fotos…

Iniciarse Doble Exposicion 2 Foto de ser… ser…

O puede que ese accidente te hicieran pensar en la “magia” de la fotografía y te abriera las puertas a una nueva y apasionante disciplina que, si eras aficionado, te animó a experimentar. Si es el caso, estarás de acuerdo conmigo en que hoy día con una cámara digital es prácticamente imposible que aquello ocurra y sin embargo, como decimos, hacer fotos con doble exposición es mucho más sencillo que entonces. Claro que obtener buenas imágenes de este tipo sigue siendo complicado y todo un reto creativo. Así qué ¿por qué no seguir intentándolo?

¿Cómo se consigue la doble exposición?

Decimos que ahora es más sencillo que nunca pero quizás si no te has planteado hacer una foto de este tipo no sepas cuáles son las maneras de logarlo.

En primer lugar tenemos la opción de hacerlo en la propia cámara, como antiguamente, ya que muchas ofrecen esta posibilidad, normalmente bajo el nombre de Exposición múltiple. En el mejor de los casos la cámara permite realizar una visualización de la primera toma superpuesta en la pantalla antes de disparar la segunda, lo que sin duda facilita en el trabajo. En el peor, la cámara nos permite superponer dos imágenes a posteriori, seleccionando dos tomas ya capturadas.

Otra opción muy extendida es hacerlo fuera de la cámara con herramientas de edición fotográfica, básicamente Photoshop, lo que sería seguramente la forma más profesional de lograrlo ya que nos permite un mayor control del resultado y sería mejor incluso que la última opción de la que hablábamos en la cámara.

Iniciarse Doble Exposicion 12 Foto de Nick Page

Por último, otra posibilidad la tendríamos en nuestra mano (nunca mejor dicho) a través de aplicaciones para dispositivos móviles que también ofrecen la opción de unir distintas imágenes en una de forma más o menos automática. Una opción que puede ser resultona pero que, en principio, no parece lo mejor para nuestros fines.

En cualquier caso, tenemos claro que una foto de doble exposición consiste en yuxtaponer dos imágenes. En la fotografía tradicional, cuando se exponía, la luz hacía ennegrecer la película de acuerdo a la intensidad de cada zona. Esto hacía que las partes más oscuras, donde llegaba menos luz, reaccionaran menos que las claras con lo cual si el carrete se volvía a exponer se registraba mucha más información en las zonas oscuras de la primera toma. Este principio se mantiene de forma muy similar en la fotografía digital, y nos da pie a empezar con nuestras recomendaciones.

Cuidado con la exposición

Iniciarse Doble Exposicion 3 Foto de Hunter McGinnis

Unir dos fotografías en una suele tener como resultado obtener una imagen sobreexpuesta, sobre todo en las zonas de luces que pudieran coincidir en la mezcla. Así, es importante ajustar la exposición de las fotos a la baja para evitar un resultado final excesivamente quemado. Es decir, es interesante que las fotos a usar estén ligeramente subexpuestas, sobre todo en el caso de la primera, y aunque dependerá de las condiciones lumínicas concretas (ya sabéis, toca hacer pruebas), una buena medida es cerrar un paso el diafragma de nuestra primera toma.

Controla el contraste de luces y sombras

Iniciarse Doble Exposicion 11 Foto de Hunter McGinnis

Como decíamos, las zonas oscuras de la primera toma son los mejores lugares donde colocar los elementos más importantes de la segunda imagen de forma que logremos un buen efecto. Sin embargo, del mismo modo que si mezclamos dos zonas de luces obtenemos una imagen sobrexpuesta, si yuxtaponemos dos zonas oscuras tendremos una parte subexpuesta, con escaso detalle y contraste. Por eso es importante controlar bien el contraste entre las zonas de cada una de las imágenes a mezclar para sacar el mayor partido posible a la doble exposición.

Simplicidad, la mejor receta

Iniciarse Doble Exposicion 4 Foto de Anztowa

A la hora de componer nuestra imagen de doble exposición es muy recomendable apostar por la sencillez en la composición. De este modo, mantener una composición lo más simple posible, al menos en una de las dos imágenes, es la mejor receta para obtener un buen resultado. Y es que si juntas dos imágenes con demasiadas formas o matices el resultado puede ser confuso para el espectador.

No te pases con el color

Iniciarse Doble Exposicion 5 Foto de jimmy0930fly

Ya decimos que lo mejor es buscar la simplicidad para evitar que la imagen se sature, y en esto también entra el tema del color. Lo ideal es que las imágenes elegidas no tengan excesivos contrastes de color, y si esto te parece difícil prueba a convertir las fotografías a blanco y negro, un ámbito en el que podrás ser creativo sin preocuparte del color de las imágenes de base y dando más importancia a las formas.

Juega con elementos de distinta naturaleza

Iniciarse Doble Exposicion 10 Foto de philhearing

Una buena combinación para este tipo de fotografías es la de mezclar una persona o animal con un elemento inmóvil, como pueda ser la naturaleza en sus distintas formas, ya sea un paisaje, un árbol, flores, etc. La idea es fusionar un elemento que tenga asociado alguna emoción con elementos inanimados, una combinación que suele dar excelentes resultados.

Modifica la orientación

Otra cosa con la que se puede jugar es con la orientación de las fotografías. Piensa que no es necesario que las dos tomas a utilizar estén en horizontal o vertical. La creatividad no tiene límites y así que prueba a poner una de una forma y la otra de otra y probablemente conseguirás resultados sorprendentes.

Cuida el detalle

Iniciarse Doble Exposicion 7 Foto de Jose Muñoz

Para conseguir un buen resultado es mejor utilizar imágenes que ofrezcan un buen nivel de detalle. Si están trepidadas por haber sido disparadas a baja velocidad el resultado final es posible que peque de falta de contraste y resulte confuso. Así, lo mejor es realizar una exposición a una velocidad alta y si no es posible por la luz disponible en la escena, recurrir a al uso del trípode.

Un ejercicio para empezar

Una recomendación clásica para comenzar a practicar este tipo de fotografías es la intentar hacer una imagen de doble exposición en las que mezclemos una foto muy simple, como una silueta a contraluz, con otra imagen algo más compleja y con más elementos.
Si la silueta está captada contra un fondo blanco y bien definida mejor que mejor, puesto que esto produce un área que delimita claramente al retrato produciendo muy buenos resultados. La segunda foto puede ser, como decíamos, más compleja; por ejemplo una imagen de naturaleza o de una ciudad que se superponga en la parte obscura de la primera imagen para lograr un resultado sugerente.

Planificación y creatividad

La casualidad puede llevarnos a obtener buenos resultados, pero si realmente estamos pensado en obtener el mayor partido de la técnica de doble exposición es importante realizar un trabajo previo de planificación de lo que queremos lograr. Por eso es importante pensar previamente qué imágenes queremos combinar de acuerdo a lo que deseamos conseguir y a nuestra intención creativa. En base a esto, hay que estudiar bien todo lo necesario en cuanto a composición e iluminación para ser capaz de conseguir lo que nos proponemos.

Por supuesto, más teniendo en cuenta que hablamos de foto digital, en nuestras manos está realizar todas las pruebas y experimentemos que consideremos oportunos. Sin duda una buena práctica para ir aprendiendo, asimilando conceptos y acercándonos así a dominar la técnica. Como siempre, la mezcla de creatividad y experimentación serán las claves que pueden llevarnos a sacar todo el partido de la doble exposición.

En Xataka Foto | Claves para lograr mejores retratos aprovechando la luz natural

Foto de portada | Eliana Andrea Vaca Muñoz

También te recomendamos


¿Qué es lo primero que recordará tu hijo?


Cinco consejos básicos para tomar fotografías con doble exposición


Técnicas de imagen sumando fotos


La noticia

Nueve consejos para iniciarse en la fotografía de doble exposición

fue publicada originalmente en

Xataka Foto

por
Óscar Condés

.

Vía: Xataka Foto http://ift.tt/2khGgHy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s