Panasonic Lumix GX800, análisis: Una pequeña sin espejo para usuarios sin grandes exigencias


Panasonic Lumix Gx80001

Y con esto, claro está, no nos referimos a exigencias en cuanto a la calidad de imagen sino a otras cosas que normalmente le pedimos los aficionados a la fotografía a una cámara. Porque la Panasonic Lumix GX800 que vamos a analizar a continuación no parece el modelo ideal para alguien que quiera iniciarse en esta disciplina sino más bien para un usuario que desee dar un salto de calidad respecto a las fotos de su smartphone.

Todo esto lo decimos tras ver lo que Panasonic cuenta sobre la cámara en su página web, donde describe la Lumix GX800 como el modelo ideal para las redes sociales y para personajes como una bloguera viajera que protagoniza el site. Un tipo de usuario que, evidentemente, no suele echar de menos opciones de control manual y lo que quiere es una cámara bonita, que ofrezca calidad de imagen, facilite los selfies y sea sencilla de utilizar.

Panasonic Lumix

Y en esto la GX800 que tenemos entre manos podemos decir que cumple con creces, aunque no adelantemos acontecimientos. Lo que sí vamos a hacer, como siempre que analizamos una Lumix, es encuadrarla dentro del catálogo de la marca, ya que éste es bastante intrincado, con muchos modelos diferentes que pueden causar confusión.

Como contamos en el artículo donde os la presentábamos, la Lumix GX800 es un modelo que no sustituye a ninguno anterior sino que se sitúa inmediatamente por debajo de la GX80. Sin embargo también decíamos que se coloca por encima de la Lumix GF7, pero viendo las muchas similitudes que tiene con este modelo y releyendo que (en principio) esa cámara no se iba a vender en España, no parece descabellado decir que el nuevo modelo es un sustituto de aquel (que, ahora sí, se lanza en nuestro país) o que supone la desaparición de la línea GF.

Panasonic Lumix

Lo cierto es que las similitudes externas entre ambos dispositivos son muchas (ambas cámaras son casi calcadas) y también comparten muchas de sus “tripas” (sensor, etc) además de una clara orientación hacia un usuario al que le gusten los autorretratos. Pero veamos cuáles son sus principales especificaciones con la tradicional tabla de características:

Panasonic Lumix GX800: Especificaciones

Sensor

Live MOS de 16,84 Mp

Objetivo de serie

Lumix G Vario 12-32mm F3.5-5.6 Mega OIS (24 – 64 mm equivalente en 35 mm)

Resolución máxima foto/ vídeo

Foto: 4592×3448 / Vídeo: 4K 3.840 x 2.160 píxeles a 30p y 100Mbps en MP4. HD 1.920 x 1.080 a 50p y 100Mbps en AVCHD

Estabilizador

Desplazamiento del sensor de imagen en 5 ejes

Enfoque

49 áreas, tipo sistema de contraste AF con detección de cara/ ojo y seguimiento de objetos

Pantalla

TFT táctil de 3” (7,5 cm) con 1.040K puntos

Máxima velocidad de ráfaga

5,8 fps a máxima resolución obturador mecánico/ 10 con obturador electrónico

Sensibilidad ISO

100 a 25.600

Velocidad obturación

60 – 1/4.000 segundos (obturador mecánico) 1 – 1/16.000 segundos (obturador electrónico)

Dimensiones y peso

106 x 64,6 x 33,3 mm y 269 gramos (sólo cuerpo)

Precio

549,90 euros

Construcción, ergonomía y manejo

Panasonic Lumix

Se parezca o no a un modelo precedente, es evidente que su diseño resulta muy atractivo, con esa mezcla de negro y plata que le otorga un look a caballo entre la corriente retro que impera en el sector de las cámaras digitales y la modernidad que ofrecen las pequeñas cámaras sin espejo. Su cuerpo está construido en plástico que parece querer imitar el metal en las zonas de color plata, mientras que la zona de color negro frontal se debe a un recubrimiento con un material tipo piel bastante atractivo (una pena que la pieza negra de la parte trasera no sea igual).

El objetivo de serie incluido en el kit es el Lumix G Vario 12-32mm F3.5-5.6 Mega OIS que presentaron junto a la Lumix GM1 (que por cierto también es muy similar a esta GX800 aunque más pequeña) y que hemos visto también junto a otras cámaras, es este caso en terminación de color plata.

Panasonic Lumix Gx80009

Su sistema retráctil permite que cerrado ocupe muy poco espacio, y aunque es un engorro tener que girarlo cada vez que encendemos/ apagamos consigue que el conjunto resulte muy compacto. Eso sí su alcance no es muy elevado (cubre el equivalente a un 24-64 mm) y también le vemos una pega respecto a la tapa, que es diminuta y al no tener ningún tipo de sujeción extra (como una cinta para unirlo al cuerpo), nos parece que es fácil de perder.

Su diseño es muy atractivo y su tamaño perfecto para llevar en cualquier bolso, aunque pesa más de lo que aparenta por sus dimensiones

El conjunto de cámara más objetivo es perfecto para llevar en cualquier bolso (no tanto en un bolsillo), aunque curiosamente pesa más de lo que aparenta su pequeño tamaño. A pesar de todo, la cifra no es excesiva (336 gramos con tarjeta y batería) y además es algo que, estaréis de acuerdo con nosotros, da sensación de calidad.

El apartado de conexiones se cubre con una salida mini HDMI que se sitúa junto a la toma del cargador. Toma que es la que se utiliza para conectar el acumulador suministrado que es de los que se usa conectado directamente a la cámara. Es decir, muy similar al que usan los móviles, de hecho con el mismo tipo de conector universal y compatible con éstos. Vamos que se puede usar para cargar un móvil (siempre que no sea Apple) y viceversa.

Panasonic Lumix

Esto no es desde luego la primera vez que lo vemos en una cámara, lo que sí es novedoso para nosotros (si no nos equivocamos), al menos en un modelo de objetivos intercambiables, es el uso de tarjetas microSD como medio de almacenamiento. En cualquier caso, ambos detalles acercan un poco más este modelo al tipo de usuario para el que se ha definido, muy vinculado a la facilidad para tomar fotos que ofrecen los dispositivos móviles.

Como se puede ver, el grip es inexistente, lo que desde luego no ayuda a sujetar la cámara, y los botones son bastante escasos, sin que haya ninguna rueda de control salvo la que circunda el dial trasero de funciones. En la parte superior encontramos dos botones de función personalizables a ambos lados de un flash escamoteable. Para descubrir éste por cierto hay que pulsar un botón que no resulta muy cómodo que digamos, y por contra no hay un botón “físico” dedicado (de fábrica) para acceder a las opciones del flash.

Panasonic Lumix

La parte trasera incluye el citado dial trasero, y cuatro botones (uno de los cuales es personalizable), y por supuesto una LCD TFT táctil que se lleva el principal protagonismo porque, a falta de visor, es el lugar donde componer la imagen. Esta pantalla tiene un tamaño estándar de tres pulgadas y una resolución de 1,04 millones de puntos y puede abatirse hasta 180 grados en vertical para facilitar la toma de selfies.

Sus botones físicos son limitados porque la mayor parte del trabajo se realiza en la pantalla de interfaz táctil que permite un uso similar a un smartphone

Como es habitual, a través de la pantalla tenemos acceso a más botones de función configurables así como otras muchas posibilidades, entre las que destacaría la de decidir con el dedo el lugar exacto de enfoque, ajustar el brillo de la imagen a la luz de un punto concreto o hacer la foto directamente con una pulsación. Por el lado negativo, como ya dijimos al analizar la GX80, tenemos el problema de que, llevándola colgada al cuello, resulta muy fácil tocar la pantalla sin darnos cuenta y desconfigurar algo sin intención.

Respecto al manejo, una vez más encontramos que varios de los botones de acceso directo están dedicados a las funciones Photo 4K que tanto publicita Panasonic aunque no creemos que sea lo más útil (claro que siendo configurables no es problema). Lo que sí nos parece más problemático es que no incluya ninguna rueda específica para control manual. Esto es algo que no deberían echar de menos los usuarios a los que va dirigida, pero que desde nuestro punto de vista sería un plus muy interesante.

Panasonic Lumix

También resulta un poco extraño el botón de On/Off, que circunda al disparador y se parece demasiado al típico botón de zoom motorizado (que no existe, ya que el zoom se realiza manualmente girando el objetivo), lo que hizo que lo pulsáramos sin querer alguna que otra vez durante la prueba.

Por lo demás, una mención a los menús que siguen la línea habitual de Panasonic. Es decir, siguen siendo algo farragosos para nuestro gusto, aunque como siempre decimos esto responde a la gran cantidad de opciones que suelen ofrecer las cámaras de esta marca.

Selfies, Fotografía 4K y conectividad

Ya hemos avanzado la orientación tan clara de esta cámara hacia un usuario sin muchos conocimientos fotográficos y que quiere tener una buena herramienta para hacerse autorretratos. Algo que ya hemos visto en modelos de otras marcas que han incorporado pantallas similares con este fin y tratan de venderse con este reclamo.

Panasonic Lumix

Por este motivo no podemos dejar de mencionar las características de la GX800 al respecto que son similares a lo que vimos en el análisis de la compacta de gama alta Lumix LX15. Se trata de una serie de opciones bastante interesantes que permiten elegir el número de fotos que se van a realizar (entre una y cuatro), el intervalo entre ellas y cómo se activa el obturador (por el botón, tocando la pantalla o con detección automática de rostros).

Para los selfies es posible disparar también usando el botón de función de la parte izquierda lo que permite sujetar la cámara con una u otra mano

También posibilitan la adicción de tres efectos, Piel delicada, Modo esbelto y Control de fondo, de los que este último nos parece más interesante (porque desenfoca el fondo si así lo queremos). Además, por si fuera poco, también es posible realizar un selfie panorámico (opción no incluida aquí sino que hay que situar el dial de modos en panorámico), una idea sin duda interesante para incluir varias personas en el selfie.

Poco más que añadir al respecto, salvo que la posibilidad de usar como disparador el botón de función situado en la parte superior izquierda de la cámara es una de esas pequeñas grandes ideas que ayuda bastante en la tarea de hacerse un autorretrato, ya que permite que podamos usar, a conveniencia, la mano izquierda o la derecha.

Panasonic Lumix Gx800

Cambiando de tercio, como todas las Lumix del sistema G, la cámara incorpora las posibilidades de fotografía a través del formato 4K con las que Panasonic busca diferenciarse en el mercado. Opciones de los que ya hemos hablado en todos los últimos análisis de sus cámaras y que no han variado aquí, incluyendo tanto la posibilidad de capturar acciones muy rápidas como de realizar el enfoque de imagen a posteriori de la toma.

En este sentido no nos vamos a repetir, sólo decir que teniendo en cuenta el tipo de público, no muy exigente, al que va dirigido esta cámara nos parece que estas opciones tienen más sentido aquí que en cámaras más “serias”. Y es que, recordamos, las fotos resultantes se ven recortadas a una resolución de ocho megapíxeles.

Panasonic Lumix

En cuanto al tema de la conectividad inalámbrica, en la web de la cámara que hemos mencionado se añade como una virtud la inclusión de WiFi (NFC no está disponible) y la posibilidad de una subida fácil de las imágenes al móvil. Características que lógicamente tiene que ver con el tipo de usuario y forma de uso que ya hemos descrito.

Lo cierto que leyendo esto revisamos a ver si se había producido alguna novedad al respecto pero la verdad es que sólo es un argumento publicitario para dar a conocer algo de lo que ya hacían gala anteriores modelos. Esto es, que conectarlo al móvil (al menos en el caso de un smartphone Android a través de la aplicación correspondiente) es una tarea que se realiza sin problemas. Ya sea para pasar imágenes o para controlar la cámara de forma remota, aunque nos sigue pareciendo que debería ser aún más sencillo.

Rendimiento y calidad de imagen

Muestras Lumix Gx800 001 Panasonic Lumix GX800 a 1/125 seg, f/3,5, ISO 800 y a 12 mm

Entramos ya en el apartado crucial para valorar la cámara, el comportamiento de la cámara sobre el terreno y el resultado de las tomas realizadas. Como suele suceder, no hemos podido abrir las imágenes en RAW por lo que debemos basarnos en los archivos JPEG, aunque en esta ocasión, por el tipo de público al que se dirige la GX800 (como hemos venido contando), interesa más que nunca ver el resultado de las fotos directamente en este formato. Pues bien, podemos adelantaros que el resultado es que la cámara entrega unas imágenes finales bastante atractivas, con un buen equilibrio de color y un alto nivel de detalle.

Aunque no es algo que se mencione publicitariamente, el sensor de la cámara desecha el uso de un filtro de paso bajo lo que ayuda a ofrecer un alto nivel de detalle

Por cierto que para valorar este aspecto y el de la calidad de imagen hay que mencionar que, siguiendo a sus hermanas mayores, el sensor de esta GX800 es el más que probado Live MOS de 16 megapíxeles del sistema Micro Cuatro Tercios y sin filtro de paso bajo. Esta característica no se menciona en la web dejando claro, una vez más, que Panasonic considera que a su usuario tipo no le interesan tanto estos detalles técnicos como el hecho de que la cámara haga buenas fotos.

Sin embargo el hecho de no tener este filtro de imagen repercute muy positivamente en el nivel de detalle sin que produzcan problemas de moiré (al menos durante nuestras pruebas). Muy buenas noticias para sus posibles usuarios que, sin ser “puristas” de la imagen, sí que agradecerán unas fotos con este nivel de detalle.

Panasonic Lumix Gx800 Nivel Detalle Ejemplo de nivel de detalle con un recorte al 100%. Panasonic Lumix GX800 a 1/80 seg, f/5, ISO 200 y a 12 mm

Nivel que seguro podría mejorar con otro tipo de objetivo, aunque bien es cierto que para ser una lente básica cumple con creces, sin que se aprecien aberraciones cromáticas en exceso (sólo en situaciones muy extremas) y con un aceptable rendimiento en las esquinas aceptable.

Respecto a la sensibilidad, basándonos en el examen de los JPEG cualquiera podría decir que el ruido no existe. Y es que la cámara se encarga de eliminarlo de forma bastante radical, a base de eliminar detalle claro. Así, hasta ciertos niveles el procesado es aceptable pero a partir de 3200 ISO aproximadamente se produce un lavado en la imagen que empieza a ser inaceptable. Un nivel similar al que hemos visto en otros ejemplos de modelos que llevan este mismo sensor.

Panasonic Lumix Gx800 Nivel Ruido Comparativa del nivel de ruido con cuatro fotos al 100%. Panasonic Lumix GX800 a f/5,6 y 32 mm.

Al respecto de la rapidez de la cámara, la verdad es que es bastante veloz, tanto para encenderse como para enfocar y disparar. Como es habitual en las sin espejo de Panasonic, el enfoque es muy rápido y preciso, aunque es evidente que en situaciones de baja luminosidad le cuesta más, motivo por el que la GX800 cuenta con una luz de asistencia al enfoque.

Respecto a su fiabilidad al enfocar, haciendo fotos casuales con el modo de ráfaga activada tuvimos bastantes fotos fuera de foco. La sensación es que el algoritmo de enfoque es algo fallón pero bien es cierto que el que viene activado por defecto (el de AF en 49 áreas) no da prioridad al centro. Es evidente que lo suyo es estudiarse todos los modos (tiene varios a elegir) y saber cuál usar en cada momento, pero teniendo en cuenta el tipo de usuario de esta cámara estaría bien que el modo por defecto diera prioridad al elemento central.

Muestras Lumix Gx800 006 Panasonic Lumix GX800 a 1/100 seg, f/3,5, ISO 200 y a 12 mm

Disparando la cámara es muy rápida. De hecho configurando el modo de disparo en ráfaga es difícil realizar una única foto. Muy al contrario se dispara cual pequeña e inofensiva metralleta haciendo que consigamos una secuencia de fotos que parecen un pequeño vídeo (es capaz de hacer entre cinco y seis fotos con obturador mecánico y hasta diez con el electrónico). Eso sí, su capacidad tampoco es ilimitada y en cuanto llevemos unas pocas imágenes la cámara necesita tomarse su tiempo.

//giphy.com/embed/6USz2Ef9871S0

Por lo que toca al vídeo, el hecho de grabar en ultra alta definición asegura buenos resultados y las tomas en movimiento resultan bastante estables y con muy buena calidad de imagen. Respecto a otras funciones, es interesante mencionar la opción de fotos panorámicas que es sencilla de usar aunque requiere un poco de práctica. Como decíamos al principio, esto también sirve para hacer autorretratos panorámicos, aunque su uso nos pareció algo menos intuitivo que el modo panorámico “normal”.

panasonic-lumix-gx800-muestras


image01


image01


image01


image01

Imágenes a resolución completa | Panasonic Lumix GX800 en Flickr

Panasonic Lumix GX800, la opinión de Xataka Foto

Panasonic Lumix

Es pequeña, atractiva y hace buenas fotos ¿se puede pedir más? Pues sí, siendo exigentes está claro que sí. Más teniendo en cuenta que, como hemos venido contando, se trata de un modelo dirigido a un usuario acostumbrado a hacer fotos con un móvil. Puede usarse de forma similar, utilizando el dedo para elegir el punto de enfoque y disparar, y luego para ver las fotos y ampliarlas, así como para configurarlo casi todo. Pero es evidente que no es lo mismo.

Hay claras diferencias con un smartphone, por ejemplo que un móvil no se suele llevar colgado al cuello y que su pantalla se bloquea para evitar que se pulse sin querer. Así, quizá Panasonic podría dar un paso más e incluir un bloqueo de pantalla en este tipo de cámaras al estilo de los móviles. Por otro lado, para equiparar más ambos mundos habría que pulir detalles como un flash que no salta automáticamente (hay que desplegarlo de forma manual) y un zoom que hay que activar a mano.

Muestras Lumix Gx800 008 Panasonic Lumix GX800 a 1/60 seg, f/3,5, ISO 800 y a 12 mm

Por contra, la cámara analizada ofrece claras ventajas como la comodidad de disparar al estilo de siempre y, por encima de todo, una calidad de imagen y versatilidad que no puede ofrecer un smartphone.

Como cámara de acceso a un sistema de objetivos intercambiables le falta un elemento imprescindible: Opciones de control manual, tan importantes para quien empieza

En definitiva, la Lumix GX800 es un modelo que, como decíamos al presentarla, resulta fácil de usar, no exige muchos conocimientos de fotografía y, según Panasonic, puede ser ideal para quien “acceda por primera vez a una cámara de objetivos intercambiables”. El único problema que vemos en este sentido es el precio de la cámara, 550 euros.

Cierto es que un smartphone de última generación cuesta bastante más pero también sirve para muchas más cosas. Así, nos parece que el usuario al que se dirige esta cámara encontraría más lógico adquirir una cámara compacta de cierta calidad, por ejemplo la mencionada Lumix LX15, o mejor un modelo un poco más económico que no tenga opciones manuales.

Muestras Lumix Gx800 003 Panasonic Lumix GX800 a 1/80 seg, f/5,6, ISO 3200 y a 32 mm

Y es que no nos parece que tenga mucho sentido para este tipo de público un sistema de objetivos intercambiables. Y si, por el contrario, pensamos en la GX800 como una alternativa “económica” para iniciarse en un sistema de cámaras con vistas al futuro, en principio la descartaríamos por haber obviado casi completamente las opciones de control manual, tan importantes para quien empieza.

Todo lo cual no significa que esta cámara no vaya a encontrar su público, porque es cierto que tiene su evidente atractivo para quien quiera una cámara pequeña pero avanzada que, por ejemplo, llevarse de viaje para hacer muy buenas fotos sin complicaciones.

La nota de la Panasonic Lumix GX800 en Xataka Foto

8.0

Características8.2
Diseño y ergonomía8.2
Controles e interfaz7.0
Rendimiento8,2
Calidad de imagen8.5

A favor

  • Nivel de detalle
  • Diseño atractivo y dimensiones
  • Modo para selfies

En contra

  • Precio excesivo para el tipo de usuario
  • Ausencia de ruedas para control manual
  • La pantalla táctil se puede accionar por error

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Panasonic España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

También te recomendamos


Panasonic Lumix GX80, análisis: la primera Lumix sin filtro de paso bajo destaca por su nivel de detalle


Más novedades Panasonic: Lumix GX800 y FZ82 y objetivo Leica 12-60 mm ƒ2.8 – 4.0


¿Por qué en Rusia hay que llevar una cámara en el coche?


La noticia

Panasonic Lumix GX800, análisis: Una pequeña sin espejo para usuarios sin grandes exigencias

fue publicada originalmente en

Xataka Foto

por
Óscar Condés

.

Vía: Xataka Foto http://ift.tt/2kDXMK2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s