Cementerio de Reina, historia viva en el mármol


Cementerio de Reina, historia viva en el mármolAlgunos visitantes llegan en horas de la tarde, cuando las sombras de los panteones evocan a la tristeza y la soledad. En cada rincón, rostros de piedra miran a los visitantes. Dicen que hay visitas que no se desean, y hasta se evitan, como las visitas a los cementerios.

Aunque es un lugar triste donde tienes bien presente el tema de la muerte, no deja de ser un sitio que puede visitarse desde el punto de vista turístico. Hay muchos cementerios alrededor del mundo que atraen turistas: el de París, o el de Recoleta en Argentina, y éste en la ciudad cubana de Cienfuegos.

Se trata del Cementerio de la Reina. Vaya nombre grandilocuente, pero lo merece.

Las esculturas de aquí son obras de arte y tienen poco que envidiarle al cementerio de Milán, por ejemplo. Para muchos entendidos y para los visitantes, la pieza escultórica más sobresaliente es La Bella Durmiente, obra de un artista italiano. Esta escultura tiene una leyenda sobre la señorita que representa, quien se dicen murió de amor a comienzos del siglo XX.

El visitante se siente sobrecogido cuando se acerca al panteón de La Bella Durmiente, erigido a la joven María Josefa Álvarez Miró, fallecida el 16 de julio de 1907, a la edad de 24 años, en la flor de su vida.

Cuentan que la madre de la joven encargó a un escultor italiano, que en honor a su hija erigiera la figura de una doncella, no muerta sino envuelta en un eterno sueño. La imagen precisamente representa una bella joven dulcemente dormida, recostada a una cruz, con un ramo de amapolas en su mano derecha, como símbolo de la vida, que descansa en su regazo, mientras con su mano derecha aplasta suavemente una serpiente, como alusión a la muerte.

En fin, cada una de las piezas de este camposanto tiene un gran valor histórico y artístico, especialmente las esculturas de mármol o las imponentes rejas de hierro de algunos panteones, que demuestran el alto nivel creativo de los artesanos que las diseñaron hace más de 150 años.

Cementerio de Reina
Para ver más fotos, visitar el Album de fotos del Cementerio de Reina en Flickr
La belleza y ostentación de todo ese conjunto arquitectónico realizado en bajorrelieve solo tiene una razón: la competencia entre las personas adineradas para erigir un sitio sobresaliente en su última morada, mientras que los nichos estaban destinados a aquellas familias que no tenían recursos y que resultaban más baratos que la costosa construcción de un panteón. Las tumbas en las que se depositaban los difuntos cuyas familias no contaban con los recursos para alquiler un nicho eran cavadas en la tierra.

El cementerio en su totalidad es una muestra de los valores artísticos que le impregnaron los artesanos estatuarios de Cienfuegos, aunque no todos poseen los mismos atributos. Aquellos creadores, oriundos de la propia comarca, modelaron con gran belleza los materiales: pizarra, hierro fundido y mármol para lograr una obra funeraria de alta calidad. Se dice que este cementerio es copia del camposanto Espada, construido alrededor de 1805 en La Habana y del que se conservan muy pocos vestigios.

En fin, este es un camposanto lleno de arte escultórica, donde el mármol y las historias y leyendas de cada escultura hacen de cada visita una clase de historia popular y de artes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s