Duane Michals, el fotógrafo-artista que nunca supo seguir las reglas


http://ift.tt/2nclVqw

Duane Michals pertenece a ese tipo de autores que traspasan la frontera fotográfica para avanzar por la filosofía, la poesía. Un fotógrafo con un mundo interior tan rico y profundo que, a menudo, necesita complementar su discurso con escritos.

La reflexión es el primer paso antes de hacer una fotografía, sin eso solo tendremos una imagen vacía y hueca. La fotografía conceptual y sesuda de Duane Michals puede servir de acicate para los que primero hacen la foto y luego les dan el significado.

Cuando la fotografía falla comienzo a escribir sobre lo que no puedes ver en ella. Duane Michals.

Duane Michals nació en 1932 en Pennsylvania, desde muy joven ya mostró interés por las ciencias y estudió la licenciatura de bellas artes en la Universidad de Denver, después terminaría abandonando los estudios y aprendiendo fotografía de manera autodidacta.

Los inicios. Mundo natural vs mundo interior

Michals decidió salirse del guión fotográfico que proponía el realismo del “momento decisivo” de Cartier-Bresson o los mandamientos que Roland Barthes dictaba al hablar del “Studium” o el “Punctum”, al fotógrafo de Pennsylvania no le interesa en absoluto la realidad y prefería buscar las preguntas que subyacen detrás del personaje o incluso detrás del propio fotógrafo.

Descubrió el poder comunicativo de la fotografía por casualidad; en 1958, pese a que su familia no vivía con grandes lujos, le pidió un dinero prestado a su madre con el que se financió una pequeña cámara y un viaje a la Unión Soviética. Lo que en principio podría haber sido un simple viaje turístico con un montón de aburridas fotos se convirtió para él en una revelación. Durante el período que estuvo en la URSS decidió retratar a la gente que se encontraba por la calle.

Cuando volvió a EE.UU. comprobó que lo que más le interesaba de los rostros que había fotografiado no era la técnica, ni el momento, ni siquiera la naturalidad o fidelidad de la imagen para con el retratado, sino que quería saber más de esas vidas.

Con estas obsesiones en la cabeza consiguió producir su primera exposición en 1963 en la Underground Gallery de Nueva York. Por aquel entonces Estados Unidos y la URSS se encontraban sumidos en la llamada “Guerra Fría” y el trabajo de Michals no sentó nada bien a la conservadora sociedad norteamericana.

Los años 60. De las influencias al estilo propio

Andreas Gursky, que en este momento es el más “hot”, el más famoso, el más nuevo, es en realidad el fotógrafo más aburrido del mundo.

La exposición llamó la atención lo suficiente como para que empezasen a llamarle para trabajar en revistas como Esquire, Vogue, Mademoiselle y empezaba a verse el esbozo de un trabajo que a muchos recordaría a fotógrafos como Atget o Irving Penn, incluso hay quien encuentra momentos comunes entre la fotografía de Michals y la de Robert Frank.

Pero Michals siempre ha dicho sentirse influenciado, sobretodo, por las atmósferas de Atget. Lo dramáticos contrastes, los reflejos, la “no vida” de las ciudades y una forma de mirar que trascendía de lo rutinario.

Si algo parecía tener claro Michals es que no quería ser uno más, que la fotografía clásica de autores como Ansel Adams tenían que dejar paso a otros lenguajes que investigaran más sobre el ser humano dejando de lado los convencionalismos técnicos.

Lo primero que le ayudó a mantener las distancias con la fotografía existente fueron “Las Secuenciaciones”, consistentes en una sucesión de fotografías que, al estilo cinematográfico, le servían para narrar historias y jugar incluso con la concepción del tiempo.

Pero su enfrentamiento con la fotografía tradicional fue más allá del mero aspecto formal, se trataba de una exploración que se atrevió a reflexionar con temas hasta entonces no abordados por la fotografía: la muerte, y la identidad sexual.

De fotógrafo a artista

Hubo un momento en el que a Michals la fotografía se le quedó corta. Si en la anterior época el de Pennsylvania luchó contra el vacío existencial que, a su juicio, invadía a la fotografía clásica, en esta se atreve a ir un paso más allá y decide apoyar su discurso con texto que acompañan a las fotografías.

http://ift.tt/2n6jjJ8 Fotografía de Duane Michals compartida por “Elizabeth” bajo licencia CC en Flickr

A estas alturas ya nadie discute del surrealismo de su fotografía, si miramos en su obra veremos que los retratos a pintores como René Magritte van más allá del existencialismo inicial, tratan de buscar la esencia del retratado utilizando cualquier recurso formal o aspectual que le ayude a construir a su personaje.

Rene Magritte Fotografía de Duane Michals compartida bajo licencia CC por “Cea +” en Flickr

En una entrevista que concedió en 2001 a El Cultural, el semanario del diario El Mundo, habla del concepto “fotografía guión arte” y reflexiona sobre el momento que atraviesa la fotografía con sentencias como “Andreas Gursky, que en este momento es el más “hot”, el más famoso, el más nuevo, en realidad es el fotógrafo más aburrido del mundo” y viene a decir que en la fotografía artística lo que interesa es más el tamaño de la obra que la calidad.

Me gustaría acabar este artículo con la respuesta que Michals le dio a David Seidner en esta entrevista. El periodista le pedía que matizara una respuesta que el fotógrafo había dado a la revista Le Monde en la que aseguraba que “los fotógrafos miran las cosas pero rara vez cuestionan lo que ven“, su explicación, que no tiene desperdicio, resume la esencia de su fotografía:

Siempre estamos proyectando en el mundo nuestra propia experiencia. La única verdad que conocemos es lo que experimentamos. Por lo tanto, cuando vemos a una mujer llorando, pensamos, “Ay, que pena”. Pero no podemos compartir su dolor. Sólo sabemos cómo nos sentimos cuando alguien que amamos murió, cuando sentimos su ausencia. Una fotografía de una mujer llorando no me dice nada sobre el dolor. O una fotografía de una mujer excitada no me dice nada sobre el éxtasis. ¿Cuál es la naturaleza de estas emociones? El problema con la fotografía es que sólo trata de las apariencias.

Foto de inicio | Extraida del vídeo de Vimeo “Duane Michals

También te recomendamos


Brassaï, el ojo de París, fotógrafo de la noche y el graffiti


Masao Yamamoto, la poética de las imágenes simples


Emisión a la carta: ¿llegará el día en que desaparezca la televisión tradicional?


La noticia

Duane Michals, el fotógrafo-artista que nunca supo seguir las reglas

fue publicada originalmente en

Xataka Foto

por
Chema Sanmoran

.

Vía: Xataka Foto http://ift.tt/2nAvvVd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s