Los cinco pasos que hay que dar antes de disparar una buena foto


Cinco Pasos Iii

Hacer una fotografía no es fácil. El otro día una profesora universitaria me dijo que solo hay que apretar un botón. Si fuera así de sencillo sería lo más aburrido del mundo. Por este motivo voy a enumerar todos los pasos que hay que dar para ver una buena imagen en la pantalla de nuestra cámara.

Aun a riesgo de resultar repetitivo, hacer una fotografía no es fácil. En absoluto. No se puede banalizar algo así. Por esa regla de tres escribir un libro es sencillo, tocar una canción es cosa de niños, hasta meter un gol en una final europea solo consiste en dar golpes a una pelota. Todo acto de creación requiere una técnica. Detrás están los años de formación, pero incluso los fabricantes hacen creer a sus clientes que si compran sus cámaras sus fotos sencillamente serán mejores fotógrafos. Lo triste es que es algo que la mayoría cree…

Por este motivo voy a señalar paso por paso, sin olvidarme de nada, todo lo que hay que hacer para conseguir un buen disparo. Que sea realmente inolvidable depende de los otros factores que he señalado antes, principalmente los años de formación, de miles de fotografías hechas, de no dejar nunca de tener curiosidad por las cosas, de no sentirse derrotado por la rutina de tu vida, encerrado en casa y culpando a los demás de la monotonía con la que obligas a convivir a todos los que te rodean simplemente porque consideras que es lo mejor, por no darte cuenta del miedo que tienes a ser mediocre… La fotografía no es otra cosa que pura vida, simplemente porque es algo que te relaciona con el mundo.

1.- Mirar

Este es el acto primigenio de la fotografía. Mirar no es lo mismo que ver. Ver es algo natural; mirar es algo consciente, como dijo el lingüista mexicano José Guadalupe Moreno de Alba:

Vemos todo lo que miramos, pero no miramos todo lo que vemos; basta tener los ojos abiertos para ver, pero para mirar necesitamos ejercer, en alguna medida, la voluntad

Mirar con ojo fotográfico es lo que nos lleva a encender la cámara. Es algo básico si queremos hacer una fotografía, y es algo más que un mero ejercicio mecánico, que se escapa de lo hoy quiero contar aquí. Es el momento de encender la cámara y empezar a comprobar todos los parámetros que vamos a ir señalando.

Cinco Pasos Vi El paseo de @ferfotopunotes

Da igual que estemos ante una fotografía de acción o un paisaje o un bodegón. En ese momento hay algo que ha llamado nuestra atención y hemos sentido la necesidad de preparar todo. Elegimos un punto de vista (el punto desde el que hacemos la fotografía) y un encuadre (el hecho subjetivo de la fotografía). En este momento también decidimos la distancia focal que vamos a utilizar. No es lo mismo la sensación de un angular que la de un teleobjetivo.

2.- Buscar el punto de interés

Si hemos elegido el encuadre, tendrá que estar supeditado a un punto de interés, aquel objeto, persona o animal que queremos que el futuro espectador mire. No tiene sentido disparar sin un punto de interés. Si en el encuadre no hay nada que mirar o hay cientos de puntos posibles, la fotografía no servirá de nada. Algo en concreto tiene que destacar sobre lo demás.

Cinco Pasos V La Real de @ferfotopuntoes

Y lo que es más importante y a muchos se nos olvida: todo lo que rodea a ese punto de interés tiene que estar a su servicio. Tienen que dirigir la mirada del espectador exactamente a ese objeto, persona o animal que hemos elegido. No tiene que haber nada discordante en nuestro objetivo final.

3.- La exposición

Ya podemos empezar a pensar en la exposición. Si queremos simplificar nuestro trabajo podemos tirar del modo Programa (P) de nuestra cámara. Es perfectamente lícito utilizarlo, nadie debería vernos mal por aprovecharnos de sus virtudes, pero en cierta manera nos estaríamos perdiendo muchas cosas.

Todo depende de la luz que tengamos en el momento del disparo. Y sobre todo de cómo incida en el punto de interés.

En primer lugar debemos elegir el diafragma. Así decidimos la profundidad de campo que queremos en nuestra fotografía. Que queremos enfatizar el interés en el punto de interés enfocándole solo a él o que preferimos una nitidez extrema en todos los planos con la ayuda de un diafragma cerrado o de la famosa hiperfocal.

Cinco Pasos Ii Castillo de @ferfotopuntoes

En segundo lugar debemos controlar la velocidad de obturación. Podemos acudir a esa regla que dice que tiene que ser como mínima la inversa de la distancia focal de nuestro objetivo. En cristiano, si llevamos un 50 mm, la velocidad de obturación debe ser como mínimo 1/50, así de sencillo. Y si nuestro sensor es más pequeño que un FF, entonces debemos multiplicar la focal por el factor de recorte. Es un cálculo muy conservador, pero para empezar esta bien. Todo cambia si tenemos alguna función de estabilización o llevamos un trípode.

En tercer lugar debemos tener en cuenta la sensibilidad. Es tan importante que es capaz de modificar los otros dos parámetros. Sería ideal trabajar siempre con el ISO nominal, pero siempre hay cosas que nos lo impiden, como ya hemos visto.

Los valores de exposición podrían ser más sencillos, pero realmente es lo que le da cierta vida al acto fotográfico. Pero si quieres disparar en P con ISO automático, eres muy libre de hacerlo. Y que nadie te juzgue por ello. Y si el histograma no te convence, habrá que repetir todo este paso de nuevo.

4.- Enfocar

El enfoque automático, lo que la gente llama autofocus o autoenfoque por falta de expresiones en nuestra lengua común sin lugar a dudas, es una bendición. Cada vez los sistemas funcionan mejor. Llamadme clásico, pero prefiero utilizar solo el punto de enfoque central.

Mi técnica, siempre y cuando el enfoque no sea crítico como puede suceder en un macro, consiste en situar el punto de interés en la zona central, pulsar hasta la mitad el disparador, y finalmente recomponer la imagen como habíamos pensado en el segundo punto sin soltar el disparador. Así consigo un 90% de mis imágenes. Es verdad que podemos jugar con el joystick que llevan algunas cámaras actuales para evitar perder el encuadre, pero cada uno tiene sus manías.

5.- Disparar

Es el momento del disparo. No hay vuelta atrás. Todos los pasos anteriores deberían haber sido rápidos para no perder el momento. Solo queda apretar hasta el fondo y esperar una alineación de los planetas para que esa foto sea perfecta.

Cinco Pasos I El museo de @ferfotopuntoes

Por supuesto la cámara tiene que estar correctamente sujeta. Nada de hacerlo con una sola mano como si fuéramos turistas, o con las dos manos desplegadas, o con los brazos como alas… Así evitaremos imágenes trepidadas y trasmitiremos la sensación de que sabemos lo que estamos haciendo con semejante artilugio entre las manos.

Cinco pasos para conseguir una fotografía correcta. Para obtener una imagen inolvidable tendrán que pasar unos cuántos años. Y para ser fotógrafo deberíamos poder contar historias con nuestros disparos, pero eso es otra historia.

En Xataka Foto| “Tú sabes usar una cámara, no sabes hacer fotos”

También te recomendamos


¿Realmente es tan grave la mentira en la fotografía?


¿Cómo influye la temperatura del horno en el acabado del plato?


Por qué quejarse del retoque con Photoshop es, a veces, imprescindible


La noticia

Los cinco pasos que hay que dar antes de disparar una buena foto

fue publicada originalmente en

Xataka Foto

por
Fernando Sánchez

.

Vía: Xataka Foto http://ift.tt/2tiXqZq

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s